Simulacro de fuga fulmina a Rodrigo Hernández en el Atlético

Rodrigo Hernández se cava su propia tumba en su intento por ser más valorado en el Atlético

El final de temporada en el Atlético de Madrid está siendo demoledor. Sin mayor interés deportivo que el de terminar la Liga Santander con la ayor dignidad posible, Simeone está viendo cómo muchos de los jugadores que han sido importantes estos años ponen punto final a su estadía en el club.

Son varias de las mejores piezas de la última década. Es Diego Godín, Juanfran Torres, Filipe LuisGriezmann es el menor de los problemas del Atlético de Madrid. Porque con el dinero que recibirán se fichará a otro crack mundial.

Rodri

Con toda la tempestad, Rodrigo Hernández también tiene pie y medio fuera del Atlético. Hay tres equipos enormes que quieren pagar la cláusula. Son 70 millones de euros y el Atlético poco puede hacer si eso ocurre. El llamado a sustituir a Gabi, se iría un verano después de llegar.

Simulacro de fuga

Pero el caso de Rodrigo es especial. El futbolista está bien en el Atlético de Madrid. Es más, su deseo era el de continuar ligado al conjunto de Simeone la próxima temporada. Sin embargo, sus virtudes no han pasado desapercibida entre los mejores equipos del mundo.

Como consecuencia de ello, ha recibido la llamada de tres equipos muy importantes. Le ofrecen un contrato bastante mejor que el que tiene en el Atlético de Madrid, además de abonar los 70 millones de euros que figuran en su cláusula de rescisión.

Enrique Cerezo

Con esta situación, Rodrigo encargó a sus agentes que comunicasen al Atlético que existían tres ofertas muy grandes por el centrocampista. La intención era que el Atlético valorase la situación y pidiese al futbolista sentarse para revisar el contrato en aras de seguir en el club muchos años.

Espaldarazo del Atlético

Lejos de recibir el apoyo que Rodrigo pensaba que iba a encontrar por parte del club, el Atlético simplemente se limitó a aceptar la situación y a desearle la mejor de las suertes en la toma de la decisión. Es decir, si Rodrigo decide aceptar alguna de las propuestas, que deje la cláusula y a correr.

Esta respuesta del Atlético ha enfadado mucho a un Rodrigo que ahora sí que ha decidido sentarse de verdad a estudiar las ofertas que tiene. La más insistente es la del Manchester City de un Pep Guardiola que ve en Rodri al Sergio Busquets de 2009.

Los dos equipos que también pujan por Rodrigo son el Bayern de Múnich y el FC Barcelona. Así pues, todo parece indicar que el Atlético de Madrid perderá una pieza más de la plantilla. Aunque, eso sí, dejará 70 millones de euros en las arcas.

© Copyright 2019 GOL digital ·