Solo vale ser campeones – Los Angeles Lakers

El señor de los anillos tiene una nueva oportunidad para perpetuar su palmarés

Así llegan los LA Lakers

Lavado de cara a la plantilla. El traspaso de Anthony Davis cambió por completo el rumbo que parecía tomar la franquicia rodeando de jóvenes con futuro a LeBron. La nueva estrategia parece mejor: un top 5 de la NBA, secundarios de nivel y han conseguido mantener a Kyle Kuzma fuera del traspaso. Todo parece listo para un nuevo asalto al campeonato de los de púrpura y oro.


Nueva plantilla y nuevo equipo en el banquillo formado por Frank Vogel y Jason Kidd. El principal problema parece en el puesto de pívot, donde se habían hecho con DeMarcus Cousins, recientemente lesionado de la rodilla. Para suplirle cuentan con JaVale McGee y Dwight Howard. Será clave para el devenir de la temporada la aportación de los jugadores fuera del ‘big three' como Avery Bradley, Rajon Rondo o Danny Green.

La Estrella

LeBron James es la estrella indiscutible de los Lakers. Ni siquiera la llegada de Anthony Davis puede dejar en la sombra al jugador más dominante de la última década. Poco se puede decir sobre él que no se sepa. Parece como el buen vino: mejora con los años. Esta temporada parece que podrá estar más desahogado en la faceta anotadora con la llegada de Davis y la ayuda de jugadores como Green o Bradley. Su papel como organizador de juego tomará más importancia que nunca, ya que se ha especulado con que puede ocupar el puesto de base durante la temporada.

27.4 puntos, 8.5 rebotes y 8.3 asistencias fueron los números de LeBron la pasada campaña, una a la que no se le ha dado todo el mérito individual que merece por el fracaso colectivo que fueron los Lakers 2018-2019.

El Fichaje

Anthony Davis es la otra superestrella que deseaban y necesitaban los Lakers, que además parece el complemento ideal para LeBron. Uno de los mejores jugadores en ambos lados de la cancha. Es un gran anotador y cada año parece añadir nuevos detalles a su juego, mejorando porcentajes en su tiro exterior. Es un gran defensor (el año pasado aportó 1.6 robos y 2.4 rebotes) y uno de sus objetivos para esta temporada es ganar el premio al defensor del año.

El pasado fue un año complicado para él, en el que, tras pedir el traspaso, su participación en los partidos de los Pelicans fue ínfima, disputando tan solo 56 partidos en toda la temporada. A pesar del bajo número de partidos disputados y los escasos minutos que tuvo en algunos de ellos, Davis firmó unos números estratosféricos con 25.9 puntos y 12 rebotes.

Expectativas

Como diría Guille Giménez “el monstruo viene a vernos” y viene con hambre de otro anillo. Ese debe ser el objetivo de los Lakers este año, optar a todo y competir desde el minuto uno por el primer puesto de la conferencia oeste. ¿Será suficiente lo construido este año para lograr el objetivo? Por nombres puede que no, que otros equipos como los Clippers tengan mejor plantilla, pero con LeBron James en el equipo nunca sabes lo que puede pasar. Ya logró llevar a equipos mucho peores que estos Lakers a las finales de la NBA cuando nadie daba un duro por ellos (en el este, sí), por lo que no se les puede descartar para nada.

© Copyright 2019 GOL digital ·