Un extremo y un guardameta que apuntalen la plantilla rojiblanca

El director deportivo del Málaga CF, José Luis Pérez Caminero, lleva ya semanas siendo tentado por varios clubes de la categoría para hacerse cargo de la dirección deportiva de los mismos. Su buena labor al frente del club malagueño no ha pasado desapercibida, a pesar de las desavenencias con el dueño del club, el jeque Al-Thani, que hizo trizas su gestión en el último día de mercado.

Si en un primer momento fue el Real Oviedo quien se puso en contacto con el ex-futbolista madrileño, ahora es otro conjunto asturiano, el Sporting de Gijón, quien intenta hacerse con los servicios del que fuese jugador de Atlético de Madrid y Real Valladolid. Pero no va a ser fácil que Caminero acepte otra propuesta sin unas ciertas garantías, tras la experiencia vivida en su club actual.

José Luis Pérez Caminero Sporting de Gijón

Es por ello que el cotizado director deportivo tiene unas exigencias mínimas para aceptar la propuesta rojiblanca. La primera de ellas es precisamente un objetivo del inmediato rival del Sporting, el Real Oviedo, se trata de Álex Mulas, un jugador en el que Caminero tenía puesta gran confianza pero que se quedó sin ficha tras la nefasta gestión del Málaga CF.

Si este fichaje puede ser bastante sencillo, el madrileño también tiene otra exigencia con nombre propio bastante más complicada. Tras la salida de Dani Martín al Betis, el Sporting de Gijón se quedó solo con Diego Mariño como guardameta de garantías, algo que no convence a un Caminero que pretende sacar a Asier Riesgo del Girona FC, al que llegó libre este verano pero con el que aún no disputado ni un solo minuto.