Sueldo millonario de James en el Everton siembra el caos en el Sevilla FC

El hueco que deja el colombiano puede ocuparlo un crack de Lopetegui

La salida de James Rodríguez del Everton y, sobre todo, su sueldo estratosférico, pueden romper al Sevilla FC. Porque el colombiano cobraba muchísimo dinero al haber fichado gratis desde el Real Madrid. Y si al dineral que tienen en Premier le sumamos ese espacio salarial…

Quizás el Everton no es uno de los mejores equipos de Europa. Pero sí se trata de un club importante de la Premier League con gran poder económico, y más ahora que no tienen que afrontar el sueldo de James Rodríguez. Lucas Ocampos es su objetivo y están dispuestos a poner sobre la mesa muchísimo dinero.

Sevilla Ocampos
Ocampos apunta a la Premier League

El sueldo de James Rodríguez afecta al Sevilla

Tras rendir a la perfección bajo las órdenes de Julen Lopetegui, Lucas Ocampos ha bajado muchísimo su nivel. Las lesiones y la competencia le han frenado. Por ello, ahora podría salir del club hispalense en el mercado de invierno. Eso sí, Monchi solo aceptará su salida si llega una gran oferta por él, la cual podría rondar los 50 millones de euros.

Y en el Everton lo tienen claro. Rafa Benítez busca una nueva estrella después de desprenderse del estratosférico sueldo de James Rodríguez. Quieren dar un nuevo golpe sobre la mesa fichando a un gran jugador que les devuelva a competiciones europeas después de varias temporadas.

Ocampos ya no es imprescindible

Uno de los motivos por el que el conjunto hispalense aceptaría vender al argentino es por la superpoblación que tienen en la posición. Suso, Gómez, Lamela, Óscar Rodríguez y Munir pueden ocupar su posición, la cual está más que cubierta para la presente temporada.

Asimismo, Julen Lopetegui también puede modificar el sistema para jugar con doble delantero, por lo que no le faltan opciones para reemplazar a Ocampos. De este modo, la venta de Ocampos supondría una importante inyección económica que facilitaría la llegada de nuevos jugadores.

Espanyol Diego Martínez