Suena fatal la definición de Pedrerol del programa El Chiringuito de Jugones

La cuarentena está pasando seria factura al formato

El periodista Josep Pedrerol ha concedido una entrevista en la que ha analizado con todo detalle la situación de El Chiringuito de Jugones con las restricciones del confinamiento. Repasando un poco toda la actualidad, el comunicador ha dejado una frase que ha causado un revuelo tremendo. Parece que la cuarentena está pasando factura.

Porque todos conocen el formato de El Chiringuito de Jugones. La esencia es la polémica. Por eso Pedrerol, con la excusa del fútbol, se armó de tertulianos fanáticos de varios equipos. Estos defienden a capa y espada sus colores generando enfrentamientos.

El Chiringuito

Y son estos enfrentamientos los que enganchan a la audiencia. Sin embargo, con el Estado de alarma, sin fútbol, han tenido que evolucionar en El Chiringuito. Hasta tal punto que el propio Pedrerol ha definido el nuevo show como un programa de compañía.

Ni que decir tiene que esa definición ha dejado helados a los fans. El Chiringuito de Jugones se ha convertido en el nuevo Elena Francis. Un programa para hacer compañía a los espectadores, para sacarlos de la soledad de sus hogares.

El Chiringuito

Y es que el propio Pedrerol admite que la magia del plató da mucho al programa. Ellos son de tocarse, de encararse, de mirarse a los ojos. Algo que con la pantalla del ordenador se enfría. Por eso discuten menos, generan menos polémica y pierden toda esencia.

Gurú chiringuito