Tamara Falcó de ridículo en ridículo en El Hormiguero agota a Pablo Motos

Los espectadores se han cansado de las tertulias, puesto que siempre hablan los mismos colaboradores, mientras que otros pasan desapercibidos y casi sin hablar

Semana tras semanas se repiten en las redes sociales los mismos comentarios contra Tamara Falcó, colaboradora de El Hormiguero. Unos comentarios que se centran principalmente en la crítica, pues consideran que no está aportando lo suficiente al programa de Antena 3.

Lo cierto es que llegó a El Hormiguero como flamante nueva colaboradora, pero su importancia en el programa de Antena 3 ha sido mínima. Tanto que ahora ha agotado la paciencia de los espectadores, quienes comentan en redes sociales que debe ser una de las que no continúe la próxima temporada.

Tamara Falcó Hormiguero
Tamara Falcó, muy criticada por su labor en El Hormiguero

Tamara Falcó, muy criticada por su sección en El Hormiguero

Tras ganar Masterchef Celebrity y aumentar considerablemente su popularidad en televisión, Tamara Falcó sorprendió a sus seguidores fichando por El Hormiguero. Su fichaje generó gran expectación, más aún teniendo en cuenta que llegaba tras el fin de Cristina Pedroche.

Sin embargo, con el paso de los meses la perspectiva de los espectadores ha ido cambiando. Y es que, lejos de aumentar su protagonismo, ha ido disminuyéndolo. Tanto que en muchas de las tertulias que organiza el programa, apenas habla. Algo que no gusta a los espectadores.

La sección de Tamara Falcó que sí triunfaría en El Hormiguero

Con el paso del tiempo, ha quedado claro que la tertulia no es el mejor lugar donde colocar a Tamara Falcó. No obstante, la colaboradora sí que ha lucido en el programa de Antena 3 cuando ha hablado sobre aspectos desconocidos de su vida o de su familia.

De hecho, causó sensación cuando recibió el título de duquesa o, más recientemente, cuando confesó que ella y sus hermanas llevaban todas el mismo nombre. Unas anécdotas curiosas que sí han gustado a los espectadores a diferencia de su papel en las tertulias.

Juanma Castaño