Teixeira mandó retirar una pancarta que atacaba al estamento arbitral