Marc-André ter Stegen

Ter Stegen se hace imprescindible y canta las 40 a Messi

Figura redonda, el alemán se consagra por encima del capitán una vez más en el equipo culé

Si para ganar algo hay que sufrir, preguntárselo al FC Barcelona de Quique Setién, ellos darán referencias de lo que es eso. En el último partido de Liga, ante Getafe sacaron tres puntos de la nada. Presos por la propuesta del rival, tuvieron que apelar a un empujón que les dio dos goles en tiempo corto para después terminar apretando en propio arco evitando la catástrofe. En esa labor una una figura, Ter Stegen.

Un estudio certero de cada juego destacó al meta alemán de ser tan decisivo de los compromisos como los mismos delanteros. Tocó la pelota 69 veces, y sirvió como respiradero en esa salida corta o larga tras la presión incansable que practicaron durante 90 minutos los azulones bajo el mando del impresionante José Bordalás.

Ter Stegen

Su comienzo se dio tibio y hasta dubitativo. El rival se fue en ventaja a la salida de un tiro de esquina, pero fue invalidado por el VAR tras una falta sobre Umtiti. Ese fue el despertador, salieron de ello para subirse en el camión del triunfo tras los goles de Griezmann y de Sergi Roberto con un remate de zurda ceñido al palo.

Setién encuentra en el más atrasado el oxígeno para los más adelantados

A diferencia de Messi, al que se le ha visto distante de los goles y de una que otra jugada en combinación, a Ter Stegen hoy todos le abonan esa riqueza técnica para salir jugando. Es una premisa, casi una filosofía, no rifar la pelota se ha convertido en un concepto al que Setién no ha querido ser mezquino. Quizás el riesgo sea muy alto, pero se compensa en la medida que logren hilvanar uno que otro avance.

A la falta de concreción en punta de Griezmann, lo de Ter Stegen fue muy importante. Siempre le dieron la pelota, y al ser el más atrasado contaba con panorama y tiempo para lanzar. Eso fue determinante, y hasta se vio reflejado en las estadísticas. Desde la temporada 2005-2006 ningún portero tocaba la pelota tantas veces, incluso estuvo por encima de jugadores de campo de su mismo equipo.

Setién

Por si fuera poco demostró que con las manos es igual de determinante. Justo antes de finalizar el juego, y tras una pelota levantada desde un costado, le hizo sacar sus reflejos felinos en tres ocasiones. Una triple parada que quedará inmortalizada en la mente de los aficionados, una jugada que hoy vale tres puntos, y el recorte de dos en la distancia respecto al Real Madrid.

Síguenos en google news

¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
El País Vasco tiene controlada al máximo la segunda ola del Covid-19
La lista de fichajes del Arsenal hunde en depresión al Atlético
La Resistencia de Broncano abre fuego para hundir El Hormiguero