Teresa a tumba abierta en First Dates para calentar a Amaya

La caliente cita que protagonizaron las comensales echó chispas de lo lindo

Teresa y Amaya fueron las encargadas de subir los ánimos esta noche en First Dates, y la cita por poco se vuelve una hoguera completa. La primera en llegar fue según ella el clin de Amy Winehouse. Amaya dice que la confunden con la desaparecida cantante londinense por el tono de su voz y por el maquillaje estrambótico que utilizaba la artista.

Además de compararse con la artista inglesa, también se considera artista por que le gusta plasmar sus sentimientos en el lienzo. Por ello trajo un cuadro al que ella ha considera magnífico por que. “El arte de revolver en los trazos es lo que más valoro”. Cabe destacar que la pieza artística era un presente para su cita, la cual quedó encantada con el regalo.

first dates Teresa
Amaya al igual que Teresa es bisexual pero siempre prefiere la compañía femenina.

La primera impresión de Teresa y Amaya fue bastante positiva en First Dates

Entonces llegó Teresa y cuando vio a Amaya sentada en la barra con el cuadro en las manos, quedó fascinada tanto por la pieza artística como por el físico de ella. Lo bueno es que el sentimiento fue reciproco ya que la doble de Amy Winehouse también quedó gustosa de conocer a la experta en música. Un detalle importante es que ambas son bisexuales pero preferían a una mujer como cita, en eso acertó el dating show.

Cuando empezaron a hablar de temas amorosos y románticos, Amaya dijo que su punto más fuerte de conquiste eran sus ojos. “Son verdes y me dicen que son como un hechizo”. En eso si estuvo de acuerdo Teresa que no dudó en exclamar. “Sus ojos me hablan de sinceridad, pasión…”. La velada rápidamente iba tomando otros aires hacia lo íntimo y sexual.

La segunda cita de Teresa y Amaya fuera de First Dates será en una playa nudista

En el reservado aprovecharon la privacidad para conocerse un poco mejor y sus ganas no dejaron nada a la imaginación. Ambas se enlazaron en una sesión de besos y caricias que demostraban que estaban hechas la una para la otra. De hecho Amaya le ha pedido un beso de tornillo a su cita pero Teresa ha quedado en jaque al no saber como es.

Teresa aceptó que no es muy experta en temas sexuales pero tiene toda la disposición de aprender. Soy muy guarra, me gusta el guarreo y a la peña le mola mazo”. Sin embargo no se guardó nada a la hora de contar que es lo que más le gusta que le hagan. “A mí que me coman el coño”. Antes de que les preguntaran si tendrían una segunda cita, las chicas ya han quedado en que tendrán una segunda salida a una playa nudista donde seguro que pasarán mil cosas.

Otra de las citas donde hubo conexión sexual casi que natural

La arriesgada comensal de hoy decidió llegar a First Dates buscando una tercera persona en su triangulo amoroso, esta es la historia de Marina. La chica se definió como sencilla y básica y de igual manera esperaba encontrar una mujer de su misma personalidad pero con la mente igual o más abierta que ella misma.

En su pedido llegó Elvira, una chica de Málaga la cual confesó que su circulo de amigos le dice “tamagotchi” ¿Por qué? La comensal respondió ” Por mi capacidad para perderlo todo y darme muchos golpes”. Sobera no entendió muy bien la analogía así que invitó a la chica a pasar a la barra mientras esperaban a la abierta comensal.

A primera vista Marina y Elvira congeniaron en First Dates

Parece que el par de chicas tuvieron una buena primera impresión mutua y esto les valió para llegar entusiasmadas a la mesa. Allí conversaron de sus relaciones y fue cuando Marina dijo que le gustan las mujeres por que las considera “sencillas y básicas”. Luego Elvira le contó que es docente de universidad algo que le gustó mucho a la madrileña que expresó “Me gusta que enseñes a las personas, por ejemplo a mi me gustaría enseñarle a la gente que no fuese tan prejuiciosa Porque tenga estas pintas, no soy bollera, bueno, lesbiana o lo que sea”.

Luego continuaron hablando de sus vidas amorosas y Elvira le comentó a su cita que no es lesbiana sino bisexual. Sin embargo, prefiere estar más con mujeres pues la mayoría de los hombres aburren a la docente. “Los hombres con ‘v’, los señores me dan pereza” dijo la malagueña. Lo cierto es que la complicidad entre ambas iba creciendo de manera sustancial.

El fotomatón de First Dates suavizó la propuesta de Marina

Proponer a una persona ser parte de una relación de tres o más no tiene una respuesta fácil. Marina sabía que Elvira podía rechazar su propuesta con facilidad y por eso mejor guardó silencio hasta el final. Mientras tanto se dispusieron a disfrutar del postre en el privado y participaron en el famoso Fotomatón donde dieron rienda suelta a sus deseos.

Cuando ya entraron en confianza, la madrileña le comentó que ella tenía una relación abierta y que quería que Elvira fuese parte de ese triangulo amoroso. La docente lo pensó y lo pensó pero al final decidió darse una oportunidad para conocer ese tipo de relaciones y por supuesto volver a quedar con Marina.

Isla Tentaciones fichaje