Tertuliana de Espejo Público da detalles escabrosos de Rosalía

La cantante catalana en boca del programa de Telecinco tras reciente controversia

El programa de Telecinco, Espejo Público, ha comenzado su emisión con la opinión de una de sus colaboradoras. La cual ha tenido la oportunidad de presenciar el concierto de la cantante de moda Rosalía. Aunque su opinión puede provocar cierto choque entre los presentes.

Hace dos semanas que la cantante de Barcelona dio comienzo en Almería a uno de los tours más esperados del año, denominado como “Motomami World Tour”. Haciendo así también mención al nombre de su nuevo disco. Fue disfrutado por 20.000 personas, más las que vieron la actuación por redes sociales.

Rosalía Motomami World Tour

La opinión de Telecinco que no concuerda con el resto de los presentes durante el concierto de la catalana

Lara Ferreira, colaboradora de Espejo Público, actual psicóloga que se encarga del espacio matinal en el canal de Antena 3, fue testigo del concierto de Rosalía. Para ello, su hermano fue el que pagó las entradas VIPs de 306 euros cada una. La cual tuvo mucho que aportar a la conversación.

Según la protagonista, después del dinero gastado en cada entrada, los servicios dados durante el concierto no fueron los esperados. Así, afirma que lo único que dieron de comer fue salmorejo, el cual lo tenías que servir tú mismo. Es por ello que piensa que el dinero gastado no valió la pena.

Aunque no todas las opiniones llegan al mismo acuerdo según el resto de espectadores

A pesar de la controversia montada con Rosalía junto a la colaboradora de Espejo Público, no todos piensan igual. Puesto que el resto de espectadores que tuvieron la oportunidad de disfrutar del concierto, sólo tienen cosas positivas que aportar a la experiencia que vivieron en Barcelona.

La cantante va arrasando por donde pasa, comenzando así cada concierto con su conocido tema “Saoko”, apareciendo así con cascos modo gata. Este se da encima de una lámina blanca sobre la cual actúa la cantante. Además de estar seguida por una cámara que graba a modo de TikTok.

Pesadilla cocina