El programa por excelencia en las noches de Mega vive un momentazo para el recuerdo

El Chiringuito de Jugones ya vuelve a ser lo que era. Risas, polémicas, debates encarnizados, show de los tertulianos… El formato funciona y Josep Pedrerol respira tras dos de los meses más complicados en la historia del programa. Porque el confinamiento derivado de las restricciones del Estado de alarma por la crisis sanitaria ha hecho mucho daño a todos los niveles.

Sin fútbol, sin polémicas, sin estar en el plató, se hacían muy insulsos los debates. Por eso la audiencia se desplomó e incluso hubo que tomar medidas y reducir el horario de El Chiringuito, además de suprimir el programa que se venía haciendo los domingos.

El Chiringuito

La nueva normalidad

Sin embargo, con el plan de desescalada en España ya en marcha, El Chiringuito ha vuelto al plató al mismo tiempo que se anunciaba por todo lo alto el regreso del fútbol profesional. Y es que la Liga Santander, si todo transcurre con normalidad, arrancará el próximo jueves 11 de junio.

Los tertulianos de El Chiringuito vuelven a estar a su nivel, analizando a muerte hasta una simple jugada en los entrenamientos. De hecho, en el último programa hubo una lucha encarnizada por decidir si era mejor gol uno de Luis Suárez o uno de Hazard, en los respectivos entrenamientos de FC Barcelona y Real Madrid.

Incluso se vio a Quim Doménech narrando un gol de Messi en un entrenamiento como si de la final de la Champions League se tratara. En definitiva, ha regresado por sus fueros El Chiringuito de Jugones y con ello toda la polémica al servicio de los espectadores.

Cristóbal Soria

Un mosquito sorprende a Cristóbal Soria

Y claro, con la polémica y los sentimientos enfrentados, vuelven los momentazos virales de los tertulianos. Porque no hay noche en El Chiringuito que no se produzca alguna situación desternillante que haga las delicias de la audiencia.

En este caso fue el carismático Cristóbal Soria, que fue sorprendido de repente por un mosquito de dimensiones bíblicas. El propio tertuliano dijo con rotundidad: “Me ha picado un mosquito gordo aquí, en la frente”, explicaba cuando estaba en plena participación en el programa.