Tertulianos de Sálvame en rebeldía por humor insoportable de Jorge Javier

Un momento tenso y lleno de acusaciones sin sentido se ha tenido que vivir dentro de uno de los platós más consumidos de España

En la última aparición de Jorge Javier para Telecinco en Sálvame, se ha presentado una singular situación que ha hecho migas entre todos los participantes. La tendencia a aportar bromas de mal gusto han hecho salir del plato general al presentador que ha empezado a hacerse una fama de impertinente y de persona no grata cuando de tocar ciertos temas se refiere.

La más reciente entrega ha servido para que Massiel diera sus percepciones sobre un tema drástico, que abarca no solo el campo político sino la gravedad salubre que invade al planeta y a Madrid en particular. Directamente ha caído sobre Isabel Díaz Ayuso, la presidenta de la Comunidad de Madrid, al referirse al Zendal como uno de los espacios peor tratados del mundo en este instante.

Jorge Javier pregunta
La incomoda pregunta de Jorge Javier que vivió el vicepresidente de la comunidad Ignacio Aguado

Sin espalda para soportar el humor ácido de Jorge Javier en Sálvame, sus compañeros han tenido que interactuar de inmediato para apaciguar las aguas

La peculiar broma llegó cuando se ha referido directamente sobre el Zendal. “Me he encontrado con una persona, con una pinta de izquierdas que te cagas, que vendía cloroformo para fiestas ilegales y que lo había mangado del Zendal”. Todo esto como una protesta con todos los escándalos que han rodeado este centro en los últimos meses.

A su vez ha dicho que, “La gente antes quería ir a ‘Supervivientes’ para adelgazar y ahora quieren ir al Zendal“. Es allí cuando ha aparecido la directora para desaprobar su intervención, e incluso ha hecho reaccionar al invitado. Las críticas han empezado con tono de burla y han terminado con una puñalada contundente a las gestiones políticas de los encargados. Un centro asistencial para la pandemia al que se le acusa de robar y boicotear información para desprestigiar a sus gestores.

Sustrayendo desde la intensión, la necesidad de apelar a estas actuaciones en el programa se ha ido arriba con la calentura de momento

Paloma García Pelayo ha dicho que no existía la necesidad de inculcar en ello, y que si la intensión era debatir sobre los métodos habían otras posturas. Nada más caliente, y la explicación ha sido impactante. Afirmando que solo era ejemplos irreales, la verdad es que los menús dentro del Zendal están fuera de todo contexto. A la gente se le condena desde lo que come y la invitación es a mejorar este punto.

Vaya situación y vaya controversia, al final Irene Montero ha reducido todo en alabanzas a parte de la gestión de Ayuso quien ha impedido que la hostelería cerrase del todo. Eso ha permitido a personas subsistir y salir a flote en medio de una crisis inmensa de proporciones hasta acá desconocidas. Mal ambiente y la mirada puesta sobre Jorge Javier quien no para de impulsar estas discusiones.

Wyoming vacunas