Baby Yoda The Mandalorian

The Mandalorian convierte a Baby Yoda en un caprichoso

El personaje ha tenido nuevamente otro giro importante en la historia

The Mandalorian está teniendo una temporada increíble, la cual tiene a Baby Yoda como protagonista con su protector Din Djarin. La segunda entrega de esta producción derivada del universo de Star Wars sigue cautivando a propios y extraños, ahora con un contenido más denso. Más personajes importantes y enemigos formidables se asoman en los nuevos episodios.

Recordemos que The Mandalorian hasta el momento cuenta con cuatro episodios en los cuales ya hemos visto la presencia de dos nuevas incorporaciones. Se trata de aparentemente Boba Fett, quien apareció en el final del segundo capítulo y de Bo-Katan, quien llegó en el tercero. Ella impresionó al ser la líder mandaloriana que busca el Darksaber.

The Mandalorian
Baby Yoda protagoniza The Mandalorian

The Mandalorian nuevamente pone a Baby Yoda en un comportamiento del pasado

Como ya se ha vuelto costumbre, Baby Yoda es el que se roba el protagonismo en gran parte de las escenas. El adorable personaje había tenido un cambio leve en el inicio de la segunda temporada, demostrando que puede ser un gran aliado para Mando y compañía. Pero esto habría cambiado para volver a lo que siempre fue, un niño malcriado.

Esto lo pudimos ver en el episodio polémico donde Mando decide llevar a una mamá rana con su esposo rana para fertilizar sus huevos. Allí, Baby Yoda terminó en el ojo del huracán ya que cada vez que pudo, buscó comerse los huevos, muchas veces logrando éxito en ello. Esto fue muy criticado por muchos fans, debido a la crudeza que tuvo el adorable personaje.

Baby Yoda hace nuevamente el uso de la Fuerza, pero para cumplir un capricho

La llegada del cuarto episodio nos dejó una nueva muestra de la Fuerza por parte de Baby Yoda. Esta clase de hechos son muy escasos, pero cuando se presentan son impresionantes, aunque en esta ocasión no sucedió así. Resulta que nuestro querido amigo verde usó sus poderes para obtener unas galletas de otro niño en el aula de Nevarro.

Esto demuestra que en The Mandalorian, sigue mostrando a Baby Yoda como un niño caprichoso, que hace las cosas impulsivamente. Esto claramente se debe a que todavía tiene una corta edad donde quiere descubrir cada cosa nueva que ve. Además, la protección que le ofrece Mando le hace ser más consentido. A pesar de ello, poco a poco, Mando sabe cómo criar a su pequeño amigo.

¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
Gánate la vida de influencer: cómo forrarse en Instagram y TikTok
Segunda juventud de Jesús Navas en el Sevilla FC lanza fichaje al Levante UD
Tu Cara me suena lanza a Mario Vaquerizo a evitar batacazo