The Walking Dead prepara guerra sangrienta para reventar futuro de Alpha

El último capítulo, decisivo en la trama, deja claro que la próxima semana podemos vivir el momento final que decida el devenir de la serie

Pocos, o casi nadie, podían imaginar el final apoteósico que iba a tener lugar en la aclamada serie The Walking Dead. Después de tantas temporadas y tantos giros de guión, parecía, cuanto menos complicado, que la serie pudiese volver a sorprendernos.

Por suerte para los espectadores así ha sido, y es que The Walking Dead, con su episodio ‘Morning Star’ ha conseguido dejarnos con la boca abierta. Ya se adelantó que este episodio iba a dar de qué hablar, pero no esperábamos que llegase a dicho punto. Desde luego, no defraudó.

The Walking Dead

Por el momento, seguimos exentos de zombies en Alejandría, pero sí parece que la guerra por todo lo alto está tocando sus cornetas del infierno. Beta y Alpha lideran la horda final, esa que podría hacer saltar todo por los aires. Un nuevo gesto que no busca otra cosa, mas que tener al espectador pendiente de cada gesto que se produce en la trama.

Uno de los puntos fuertes del capítulo tuvo que ver con la mezcla de sentimientos que tuvo lugar en él. Todo ello, porque la serie buscó darle diversos toques emotivos al capítulo, especialmente con la presencia de amor y protección, sentimientos básicos, también en momentos de supervivencia.

The Walking Dead

Lo que está claro es que la batalla con la que tocó a su final el último episodio tras una energética retirada hace prever un inicio del próximo episodio cuanto menos sangriento, en el cual habrá que destacar numerosos acontecimientos que podrían decidir, para bien o para mal, el futuro de nuestros intrépidos supervivientes.

Habrá que estar muy atentos a lo que ocurrirá con Alpha que en este nuevo episodio puede dar el golpe al frente que tanto se reclama en la serie. Especialmente porque los guionistas de The Walking Dead han querido crear una expectación enorme en dicho aspecto. Así como habrá que ver cómo se resuelven los futuros de Michonne y Virgil.

Almería ascenso