Tino Costa y Fernando Giner, con el Decálogo de Buenas Prácticas en el Deporte