Tito regresa de Nueva York con buenas noticias