Tocar madera no es sinónimo de buena suerte

Cristiano Ronaldo, en Vigo, marcó dos goles y, en la primera parte, se encontró con el larguero de Javi Baras tras cabecear, elevándose como una garza real entre dos defensores celtiñas, Demidov y Roberto Lago, un balón centrado por Karim Benzema. Por séptima vez en lo que va de temporada, los palos...
Sergi Roberto Atlético