Todos los escándalos que han salpicado al FC Barcelona esta temporada

Leo Messi ha tenido un año 2013 muy movido a niveles personales. Foto: Agencias

Messi, Neymar, FIFA, Jordi Cases y Sandro Rosell… Este año del Barcelona ha sido una casa de los líos en estado puro. Esta campaña está siendo más institucional que puramente deportiva. Si un aficionado – sea culé o no – echa la vista atrás ya al principio de temporada hubo una querella contra Sandro Rosell por las irregularidades en el caso Neymar. En teoría el fichaje vale 17 millones + 40 en la comisión para la empresa N&N (Neymar&Neymar) y luego, tras varios juicios y la dimisión planteada de Sandro Rosell, Bartomeu declaró que no valía 57 millones, sino 87. Y los que no se han destapado aún. Porque entre multas, los 40 de comisión y los 87 desglosados, sube a más de 100 millones al ver que la multa que tuvieron que pagar era de trece millones de euros.

Otro caso que no deja indiferente es el de Leo Messi. El que es considerado uno de los mejores jugadores de la historia, fue entramado por un fraude claro a Hacienda. Él y su hermano fueron investigados. Uno por fraude y blanqueo de capitales, y al familiar por narcotráfico a través de unas supuestas entradas de la gira de “Amigos de Leo Messi”. Tras una multa que pagó de diez millones de euros, fue absuelto de toda la trama de las estafas de Hacienda.

Y por si no quedaba nada claro, hoy ha habido el bombazo del día y quizás, el que habrá durante toda la temporada. La FIFA ha emitido un comunicado declarando que el Barcelona tendrá prohibido fichar durante los dos próximos períodos de traspasos, al haber irregularidades en diez fichajes de menores de edad para la cantera azulgrana. Entre ellos se encuentra el coreano Seung Woo Lee, el origen del mal del día de hoy. Él y otros nueve se han visto afectados por todo el revuelo de hoy. Provocando que el fichaje de Ter Stegen y Halilovic se vieran obligados a congelarlo a espera de una posible solución. El 2013-14 del Barcelona ha sido la casa de los líos en toda regla.

limpieza Barcelona