La paciencia de los seguidores se agota y reclaman nuevas grabaciones del concurso

Los concursos de televisión están viviendo una situación que nunca antes se había visto. La irrupción del coronavirus en España provocó un caos en televisión, por el cual los concursos y programas tuvieron que parar de golpe sus grabaciones por motivos evidentes de seguridad. Así, programas como La Ruleta de la Suerte tuvo que tomar nuevas medidas. Pero la paciencia se agota para los seguidores del programa de Jorge Fernández.

Como medida para combatir semanas sin programas, muchas cadenas televisivas tomaron la decisión de emitir anteriores entregas de sus programas y concursos. Así fue el caso de La Ruleta de la Suerte, que utilizó durante un tiempo los programas que le quedaban por emitir y luego tuvieron que pensar nuevas medidas para no dejar a la audiencia sin entretenimiento.

La Ruleta de la Suerte

Eso sí, tal y como comunicó Carmen Ferreiro, directora de Entretenimiento de Atresmedia, hace apenas unos días, la cadena ya prepara la vuelta a las grabaciones de alguno de sus programas. Entre ellos mencionó la más que conocida vuelta de Pasapalabra a Antena 3 y la de otros concursos diarios como ¡Boom! o ¡Ahora caigo!, que estaban emitiendo programas repetidos hasta el momento.

Por el lado opuesto, destacó que otros programas como La Voz o Tu cara me suena deberían esperar aún más para regresar. Esto ha sido provocado por la vital importancia del público en ambos programas, puesto que son parte esencial del show. Sin embargo, no comentó nada acerca del retorno de La Ruleta de la Suerte a las grabaciones, algo que inquieta a los fans.

La Ruleta de la Suerte

Es por eso que la paciencia de muchos de los espectadores comienza a agotarse. De hecho, un usuario de Twitter preguntaba al programa cuantos programas grabados quedan, puesto que aún no han retomado la actividad y los días continúan pasando sin tener noticias al respecto. Y es que, al igual que en Tu cara me suena o La Voz, el público es de vital importancia, pero es un concurso diario que necesita nuevo material.