Tottenham choca con muro negociador del Athletic con Unai Simón

El campo contractual del portero vasco no es precisamente un hecho sencillo de manejar para los británicos

Un hecho de relevancia remarca la actualidad del Tottenham Hotspur. Y es que como se ha conocido recientemente, buscan a como de lugar tentar al meta del Athletic Club, Unai Simón como solución a lo poco que le queda en el profesionalismo a su líder y capitán, Hugo Lloris.

El tema central es que como se ha anticipado la situación no se prevé para nada simple, teniendo en cuenta que el jugador no tiene cláusula de rescisión y por tanto la negociación tiene que ser directa. En vano podrían quedar los ofrecimientos, y del lado de los leones aguantar un año más a su gran estrella que ya brilla en la selección.

Unai Simón estadística
Unai Simón un seguro bajo los palos

El fuerte que coloca el Athletic para sostener a Unai Simón parece bastante para el Tottenham Hotspur

Según las filtraciones la idea de los londinenses son altísimas. De hecho han procurado meter en esa misma vertiente un incremento salarial de hasta 3 veces lo que gana actualmente y un contrato que se extiende hasta el 2027. Pero no parece suficiente, ese modelo legal de contrato tiene sus figuras impositivas.

Al no tener una cláusula directa, el Athletic pensaría en no venderle, y por tanto sostenerlo es lo que impera ahora mismo. De hecho, tienen claro que parte del fuerte defensivo se sostiene en el liderazgo del portero, que con sus espectaculares atajadas ha derivado en confianza al grupo para pasar por el momento que pasan ahora mismo.

Una cosa es el pensamiento, otra la necesidad

No obstante son bastante positivos desde la isla ya que conocen la realidad financiera de los vascos. Saben de antemano que para poder subsistir deben ejecutar una venta y esa parece ser la de Unai Simón. Tienen un mercado ajustado por su filosofía y creen que es el momento de empezar a diagramar el futuro.

En caso de hacerlo está clarísimo que su valor sería altísimo, por encima de los 70 millones de euros, más o menos al nivel de Kepa en su momento que acabó por convertirse en el portero más costoso del planeta tras la compra de Alisson Becker por parte del Liverpool desde la Roma de Italia.

Osasuna Moncayola