Tremendo susto en Hermanos lleva a Asiye a la desesperación

Antena 3 testigo de accidente que deja a varios heridos a la vista de su hermana

La serie turca de Antena 3, Hermanos, no deja de traernos nuevas vivencias para dejarnos al borde del sillón, de esta forma Asiye ha presenciado un suceso que le ha llevado hasta la desesperación. Esto y mucho más podremos verlo durante las emisiones que tendrán lugar esta semana en el canal.

Es así cómo la joven llegaba a su casa, muy feliz después de haber ganado el concurso de música, junto a Doruk. Es por ello que sale hacia su casa corriendo, para compartir con sus hermanos este gran premio que tanto le ha costado conseguir, luchando así contra sus miedos.

Asiye en Hermanos

Alegría tras ganar un premio de música no dura mucho tiempo tras terrible descubrimiento

Aunque la joven Asiye tenía mucho miedo de participar en este concurso, fueron sus hermanos los culpables de que finalmente lo intentara. De esta forma ha conseguido llevarse el premio. Así, en su camino a casa iba completamente feliz para compartir con el resto lo que había conseguido.

Esta felicidad no durará mucho tiempo, puesto que cuando ha llegado a la casa, al ver que nadie la recibía ya comenzó a sospechar que algo no iba bien. Por ello ha acabado viendo como sus hermanos se encontraban inconscientes, a pesar de sus intentos para que despertaran, estos no han reaccionado.

Piden ayuda a Sengül después de descubrir que su familia no reaccionaba a su llamada

Después de descubrir que ninguno reaccionaba, la chica ha ido en busca de ayuda hacia su tía Sengül, aunque sin mucho resultado puesto que no la escuchaba. A pesar de ello, Orhan se ha percatado de la situación tras llegar a la casa, y de la misma forma ha intentado despertar a todos los hermanos.

Ha sido durante el momento el que ha intentado despertar a Emel cuando se ha dado cuenta de lo que estaba ocurriendo. Los hermanos se habían intoxicado con la estufa, por ello ha abierto rápidamente las ventanas en busca de aire fresco. Aunque los hermanos siguen sin dar respuesta.

Servir proteger Matías