Tres jugadores de los que el FC Barcelona debe prescindir para salvar la quiebra

Se cierran los caminos de salvación para el equipo culé, con la crisis tocando su puerta y la falta de opciones a tomar

Esta semana ha arrancado y no de la mejor manera para el FC Barcelona, la quiebra ha sobrepasado niveles que ellos pudieron prever, y han tenido que afrontar de la mano con la directiva improvisada hechos bastante graves. Uno de ellos ha de ser la planificación presupuestal, que de hecho es el grueso en este tipo de situaciones. Sin dinero para nada y con obligaciones astronómicas.

Basándose en esa premisa, han sido los encargados los primeros en poner en tela de juicio la continuidad de algunas piezas en la plantilla. Y es que como se sabe, con un déficit de más de 1.000 millones de euros, cualquier asomo de equilibrio ha de aportar a la salida a flote. Jugadores como Messi, Griezmann y Philippe Coutinho los señalados, porque cobran mucho y a día de hoy no representan mayor cosa en el punto de vista profesional.

Koeman Barcelona
Koeman entiende que su gestión de la plantilla es fundamental para el futuro del club

Salarios muy elevados y poca influencia en el campo, la primera premisa del FC Barcelona para salir de la quiebra

Estos tres nombres son de hecho un punto vital en el desarrollo de la idea del entrenador, pero habrá que analizar su influencia real, desde que asumió hasta acá. Quizás Messi es el que tenga más benefactores, más por lo hecho en el pasado que por lo hecho esta campaña. Cobra 50 kilos netos por temporada y ya está claro que a sus casi 34 años no es el mismo. Lo mismo pasa con Coutinho, intrascendente por completo.

Al brasileño la repesca desde Alemania no le ha servido para nada, es más, está en un punto muerto en el cual no evidencia mejora. Lo de Griezmann está en el punto medio, si bien ha venido mejorando su rendimiento, no es el jugador que han contratado. Le buscaban para marcar diferencias y no para ser uno más en la intermitencia absurda que recorre a ese grupo de profesionales.

Tres señalados como los nuevos estandartes definen el plan de ejecución para lo que resta de 2021

Por un lado los sentenciados a salir dejar de por sí, cerca de 100 kilos de ahorro por temporada solo en conceptos salariales. Esta cifra ya empieza a enmudecer a los detractores, y va más por el camino de tirar de las divisiones menores para re construir lo perdido. De todos, se van a quedar con tres grandes focos, internacionales que exponer. Estos son: Ter Stegen, Ousmane Dembélé y Frenkie de Jong.

El resto serán jugadores surgidos de La Masía, esa fuente inagotable de talento que bajo el mandato de Josep Marí Bartomeu se ha dejado en el olvido. De hecho, será el enfoque a través del cual se busca enfatizar el club de acá al menos un par de temporadas, lo que dura ese proceso de re construcción en cualquier escenario. La preocupación en todo caso es superior a la expectativa.

decisión Griezmann