Un equipo irregular

El Éibar de Garitano ha regresado a Segunda con un cambio de estilo. Garitano ha borrado el juego directo del ideario del conjunto vasco y apuesta por un fútbol combinativo. A pesar de ello, se ven muy pocos goles en sus partidos. Son un equipo muy irregular, capaz de lo mejor y de lo peor: 2 victorias, 2 empates y 2 derrotas en lo que llevamos de Liga.