Un grupo ultra de estética ‘skinhead’, responsable de la paliza a los aficionados béticos