Un usuario de las redes relata cómo ha presenciado el desmontaje de una sucursal bancaria en menos de un día

Según varios estudios relacionados, en diciembre del pasado 2018, hace más de año y medio, se contaban en España 27.480 oficinas bancarias, un número muy alejado de las 46.118 que había en 2008, según datos proporcionados por el Banco de España. Entre ellas figuran varios nombres, como el de Bankia.

Con todo, este descenso supone una reducción acumulada del 40%, y, a raíz de la pandemia del coronavirus, hay muchos profesionales que pronostican que al término de este 2020, en nuestro país este número va a caer, como mínimo un 15%, en este caso causadas por la grave crisis sanitaria (y económica) a la que estamos sumidos.

Cierre de oficinas de Bankia

Se espera que sigan cerrando muchas más oficinas bancarias

De esta forma, y a pesar de estas cifras, en España aún estamos por encima de los números que se manejan en Europa, donde la media es de una oficina por cada 2.278 habitantes, mientras que en España se reduce a 1.613, según un informe emitido por el Banco Central Europeo, fechado en 2018.

Esta diferencia, por su parte, nos lleva a pensar que el cierre de oficinas no ha terminado, y que se seguirán produciendo durante los próximos meses, por lo que no es extraño que a día de hoy sigan desapareciendo sucursales bancarias como la de Bankia, La Caixa o ciertas del Banco Santander, sin ir más lejos.

Con ello, y aún con todo, la extinción definitiva de estas sucursales no figura entre los planes de los grandes bancos. Las consideran un vínculo insustituible en su relación con los clientes, quienes, a su vez, siguen acudiendo a ellas con cierta frecuencia, a pesar de las nuevas tecnologías, como vemos entre sus distintas aplicaciones.

Desmontaje de Bankia

Los clientes del Banco Popular, los más asiduos

Y es que así se ha ido conciedno también que menos más de la mitad de ellos, un 51,3%, lo hace una vez al mes, según recoge un estudio del Grupo Inmark; siendo los clientes del Banco Popular los más asiduos a acudir a las entidades bancarias (el estudio se realizó antes de la absorción por parte del Santander).

Esto tiene mucha relación con el asombro que nos dejó un usuario de Twitter en el que expresaba que había presenciado cómo una sucursal de Bankia había sido desmontada en menos de un día, con personal, cajeros, estructuras… “Empecé el día con un Bankia en la esquina y lo terminé sin él. Muy impresionante”, matizó.