Filtraciones interesadas han hecho que el defensa del Athletic cambie de representante

El entrenador del Athletic tiene un dilema en la defensa rojiblanca. Bueno, más que dificultad, un tapón que genera tensiones y debate en la afición. Porque es evidente que solo pueden jugar dos centrales. Pero el Athletic tiene tres de altísimo nivel, lo que hace que uno de los tres siempre esté en desacuerdo.

Ese es un Unai Núñez que ha tenido un verano espectacular. Primero porque rayó a gran nivel con la Selección Sub21, con las que se proclamó campeón de Europa en Italia. Después, porque aprovechando las molestias de Iñigo debutó en Liga siendo titular y cumpliendo ante rivales exigentes como FC Barcelona o Real Sociedad.

Esto provocó que Unai Núñez fuera llamado por Robert Moreno, que le hizo debutar ante Islas Feroe con la Absoluta de España. El Athletic pretende aprovechar el tirón internacional del cachorro, al que siguen de cerca importantes clubes de la Premier League como el Arsenal o incluso el FC Barcelona. En los últimas días también el Nápoles se ha sumado.

Informaciones indeseadas, que el propio Unai Núñez ha querido cortar por lo sano. Al menos eso parece entenderse tras la decisión repentina del jugador del Athletic. Y es que Unai ha decidido esta semana terminar la relación con su anterior agente, en un movimiento dirigido a evitar más filtraciones sobre su futuro.