Unai Simón calla la boca a Manolo Lama tras audio de fallo garrafal

El guardameta deja en evidencia la inquina de uno de los periodistas más seguidos de nuestro país

El fallo de Unai Simón ante Croacia sigue generando titulares. Pero uno de los más desagradables tienen que ver con el periodista Manolo Lama, narrador de la Cadena COPE. Su frase al recibir el gol se ha hecho viral, por su contundencia e incluso falta de respeto a un profesional.

Seguramente todos hemos cometido alguna vez un error en el trabajo. Y eso no nos convierte en peores, ni mucho menos es excusa para recibir insultos o descalificaciones. Un error de un profesional en el ejercicio de su profesión debería mirarse con respeto y poniéndose en su lugar.

Manolo Lama
Manolo Lama se pasa con Unai Simón en La COPE

Manolo Lama se pasa de frenada

Sin embargo, Manolo Lama optó por hacer sangre. Repitió varias veces seguidas: “¡Cagadón de Unai Simón! ¡Cagadón de Unai Simón! ¡Cagadón de Unai Simón!”, en un audio que ya se ha hecho famoso en las redes sociales. Ahí, los aficionados ya se han encargado de retratar al periodista.

“A Iker Casillas seguro que no se lo hubiese hecho”… y es que Manolo Lama es siempre muy franco con sus amiguitos. Si el error lo comete alguno de sus jugadores venerados, véase Casillas, Cristiano Ronaldo o Sergio Ramos, jamás se le escucharía hablar con ese aire de grandeza.

Unai Simón sume su fallo con entereza

Igual el comentario fue un “cagadón” de Manolo Lama, pero de eso, el portero de la Selección no opina. Unai Simón ha atacado de frente su fallo en rueda de prensa este miércoles. “Soy mejor portero que ayer pero peor que mañana”, se limita a decir. Eso sí, no quiere buscar excusas. “El sol no me molesta, es un mal control y punto. Un accidente”, aclara.

Una lección de cómo sobreponerse a las adversidades. De cómo caer y levantarse. Veremos qué tiene el destino preparado para España en esta Eurocopa. Pero imaginad ganar en los penaltis con Unai Simón revirtiendo su fallo para ser héroe nacional. Es lo mínimo que se merece ante el linchamiento de periodistas como Manolo Lama y compañía.

Dani Vivian