Unos aficionados increpan a Pablo de Lucas