Urgencia en el Granada CF por tapar agujero en la portería por culpa del Betis

Muchos problemas y líos desde lo económico amenazan la estabilidad del club granadino para la siguiente temporada

En las últimas horas la dirección deportiva del Granada CF ha tenido que trabajar de más apelando a un hecho sustancial que no es otro que el manifiesto de control en tema de fichajes. El club ha sido presa fácil de otros equipos que con mayor poder económico ha ido seduciendo a sus activos, como es el caso de Rui Silva que deja vacía la portería del Granada por cumplir la promesa al Betis de Pellegrini.

Un tema de tan alta importancia e injerencia no podía pasar desapercibido y ha activado todas las alarmas que en este sentido profiere. La junta directiva está desesperada en la búsqueda de un portero que solucione los problemas normales que aplican para este tipo de temas. No ha sido sencillo y no se ve que pueda serlo teniendo en cuenta los afanes normales que se dan por estos días.

Villarreal CF
Rui Silva será nuevo jugador del Betis

Con su portería en peligro, el Granada aceita sus diversas delegaciones para ubicar en tiempo récord un sustituto que brinde garantías

Nada más se han enterado del caso, el club ha permitido manifestar su estado máximo de alerta. Rui Silva se ha comprometido con el Betis sin coste y a cambio de una cifra representativa bastante baja. La prima que se llevan los nazaríes es una simple representación que a duras penas le da réditos para salir a buscar un portero sin coste y que además tenga plena disposición de afrontar sus necesidades.

A partir de julio el meta portugués, que de hecho ha sido importante en la histórica clasificación del equipo a la Europa League, será potestad del ingeniero. Sin dinero, sin mucho qué abarcar y sin mayores pergaminos el club ha tenido que re ubicarse y trabajar en la búsqueda incesante. Eso sin contar que más jugadores podrían caer en ese mismo concepto, que da directo al orgullo del aficionado.

La maratón de partidos del Granada en abril es agobiante

Gozar de la claridad que refleja este tema es una cosa, y ya pensando en los compromisos la actualidad cambia por completo. Durante el mes de abril el Granada tendrá que asumir 7 partidos oficiales en 25 días. Eso denota preocupación debido a lo corto de su nómina. Deben asumir compromisos en Europa y la lucha en LaLiga por quedarse con uno de los cupos a torneos internacionales.

El reto es enorme, y solventar este paso es apenas normal. Sin Rui Silva se cae parte de la estructura armada por Diego Martínez, que ha salvado muchos de los puntos en disputa en los últimos meses. La salud de los futbolistas preocupa, y la sobre carga que les dejaría un saldo negativo al final es otra de sus grandes temas a tratar.

Callejón gratis