Utilizan a La que se avecina para potenciar falso Netflix

Disfrutar de los vecinos de Mirador de Montepinar se convierte en polémica, por querer discriminar las suscripciones

La que se ha vecina ha necesitado poco tiempo para convertirse en una de las series de referencia en la actualidad. Una mezcla de humor y situaciones disparatadas que ocurren con los vecinos de Mirador de Montepinar, con referencias a la actualidad y a situaciones típicas de vecinos, hacen que los espectadores se sientan identificados. Una ficción que ha logrado mantener el éxito durante 11 temporadas y planea una rompedora nueva temporada. Una creación de Alberto Caballero que siempre da que hablar.

Con muchos años dentro de la parrilla televisiva, La que se avecina es ya un programa que los espectadores no podrían comprender si no está en programación. Por ello, en esta extraña situación global, una de las cosas que más anhelan es de poder disfrutar de nuevos episodios. Pero pronto este deseo se hará realidad, y vendrá con muchas novedades como una nueva presencia de personajes secundarios, tomando un rol más importante.

La que se avecina

La serie destaca por también servir de crítica social. Momentos muy recordados por los fans como el centollazo al Presidente del Gobierno que hace Antonio Recio, quizás el personaje más alborotador de toda La que se avecina. Algo que los espectadores agradecen mucho.

Pero hasta la llegada de nuevos episodios, los seguidores disfrutan de episodios ya emitidos anteriormente. Ya sea en el canal temático donde emiten las reposiciones de La que se avecina, y por el que obtienen grandes datos de audiencia, o bien por el servicio de streaming del canal, que está consiguiendo suscripciones de manera importante durante el confinamiento, con LQSA como principal reclamo.

La que se avecina

Un servicio de streaming que ha protagonizado la noticia recientemente al limitar por geolocalización a los seguidores de La que se avecina el poder disfrutar de los capítulos. Algo que ha hecho llenar las redes sociales de quejas por la medida adoptada que impide a millones de fans de la serie poder ver esos episodios si se encuentran fuera de España.