Valtteri Bottas: el “rookie” que viene del frío