Velázquez se pone orejeras a pesar de su “delicada” situación