Video: Abidal volvió a la acción con el Barcelona

El francés estuvo casi un año sin jugar un partido oficial luego de someterse a un trasplante de hígado ESPAÑA.- El defensa francés del Barcelona Eric Abidal volvió a jugar este sábado un partido oficial con su equipo casi un año después de que fuese sometido a un trasplante de hígado como consecuencia de un tumor.   El internacional francés, que se sometió a un trasplante el 10 de abril de 2012 en el Hospital Clínic de Barcelona, saltó al campo en el minuto 70 sustituyendo a Gerard Piqué, en el encuentro que el Barça disputó ante el Mallorca (5-0).   El jugador, que durante su convalecencia siempre fue apoyado por su club y sus compañeros, fue recibido con una gran ovación en un Camp Nou que se puso en pie para darle la bienvenida y fue aplaudido cada vez que tocó el balón.   Abidal, de 33 años, había disputado su último partido el 26 de febrero de 2012, un amistoso entre las selecciones de Francia y Alemania, antes de tener que ser trasplantado al reproducirse un tumor del que ya se había tratado en 2011.   Ese mismo año, Abidal ya se recuperó contra pronóstico de un tratamiento contra un tumor en el hígado e incluso fue titular en la final de la Liga de Campeones que el Barcelona ganó al Manchester United (3-1).   Simbólicamente y como reconocimiento a su esfuerzo, los capitanes azulgranas Carles Puyol y Xavi Hernández decidieron ceder el brazalete a Abidal para que éste levantase la Copa de Europa en el mítico estadio londinense de Wembley.     Curiosamente, la final de la máxima competición continental se disputará en 2013 en el mismo escenario.   El defensa, 61 veces internacional con Francia, consigue así volver al máximo nivel competitivo después de un trasplante, un logro que han alcanzado muy pocos deportistas.   En rugby, el internacional neozelandés Jonah Lomu volvió a jugar como profesional después de haber recibido un riñón.   "Abi", apelativo con el que le conocen sus compañeros en el vestuario azulgrana, consigue además volver a competir en un tiempo récord, en contra de lo que algunos pronósticos apuntaban que debería abandonar la práctica del fútbol por su enfermedad.   El futbolista regresó a los entrenamientos en diciembre, aunque manifestó su intención de volver progresivamente y sin tomar riesgos innecesarios.   Su regreso coincide en el tiempo con el de su entrenador, Tito Vilanova, que volvió a sentarse este sábado en el banquillo del Camp Nou, tras una ausencia de más de dos meses motivada por su estancia en Nueva York para tratarse de un cáncer en la glándula parótida.