Tercer gol de Lewandowski, pisándola, una auténtica joya