El Villarreal CF tiene claro que su proyecto para la próxima temporada tiene que comenzar por una renovación de la delantera. El cuadro amarillo sabe que la continuidad de Carlos Bacca está en el aire, principalmente por la salida del jugador rumbo a Sevilla. El colombiano quiere volver a Nervión para sumarse a las filas del Sevilla FC, una vez ha conocido que Unai Emery regresará a la entidad tras su debacle en el Paris Saint-Germain.

Sandro Ramírez / Agencias

La salida del jugador cafetero provocará la necesidad de fichar un sucesor de garantías, siendo el jugador Sandro Ramírez uno de los mejor colocados para sucederle. El delantero sabe que el Everton FC no cuenta con él, por lo que sería una cuestión de tiempo que ambas partes lleguen a un acuerdo que facilite su salida. El Villarreal CF no pagaría una cifra superior a los 10 millones de euros por su pase.

La opción más viable en estos momentos pasaría por una cesión con opción a compra. El Villarreal pagaría una precio por la cesión, cercano a los dos millones de euros, e incluiría una cláusula de compra por 8 millones de euros que vencería el 30 de junio de 2019, una vez ambas partes hayan disputado su primera temporada de manera conjunta.