El nuevo modelo eléctrico de la marca alemana sorprende de la mejor forma a partir de convertirse en el favorito de la casa para el futuro

Actualmente, son muchos los coches y marcas que se han tenido que adaptar al presente y a los timepos que corren, si para eso consiguen una mayor visibilidad y funcionabilidad, como parece que ocurrirá con el nuevo Volkswagen ID.3, el que es el modelo favorito de la casa alemana para el futuro.

Así, vemos que este tiene unas medidas similares a las del Volkswagen Golf, el cual es el primer coche en utilizar la plataforma modular MEB, donde la versión de acceso costará en el mercado de origen menos de 30.000 euros. Hablamos de un coche con carrocería de cinco puertas, que mide 4,26 metros de largo, pero ligeramente más ancho y alto que su hermano.

Volkswagen ID.3
Este Volkswagen ID.3 es el modelo con el que la marca quiere que pasemos a los eléctricos

Un Volkswagen ID.3 muy cercano al clásico Golf

Al mismo tiempo, tiene una capacidad de carga del maletero de 385 litros, mientras que, el peso del Volkswagen ID. 3 2020, con la batería más pequeña, es de 1.719 kilos. Son esas líneas parecidas las que le hacen ser un modelo más redondeado, muy limpio, y con un parabrisas bastante inclinados.

El resultado es realmente sorprendente, sobre todo si tenemos en cuenta el coeficiente aerodinámico, que en este caso es de sólo 0,267. Para un eléctrico, éste es un factor clave para aumentar la autonomía. Y es que, si en su época el Escarabajo fue el coche del pueblo, el ID.3 quiere ser el eléctrico del pueblo. Se trata, por tanto, del lanzamiento más importante del fabricante en mucho tiempo.

Un ID.3 con el que Volkswagen quiere que nos pasemos a los eléctricos en masa. Por su parte, su motor eléctrico está situado en el eje trasero y dispone de una potencia de 150 kW (204 CV), así como de un par máximo de 310 Nm. La velocidad máxima homologada es de 160 km/h. También destaca porque permite moverse con facilidad en áreas de ciudad a baja velocidad.

Volkswagen ID.3
El motor eléctrico del Volkswagen ID.3 dispone de una potencia de 150 kW (204 CV)

Es el primer modelo de la marca que no emite carbono en el proceso de desarrollo

También se habla de que este el primer modelo de Volkswagen que no emite carbono en el proceso de desarrollo, ya que se hace uso de electricidad natural, tanto para la producción de las baterías como en los talleres de carrocería, pintura y montaje. Esto se consigue gracias al uso de la electricidad que llega de centrales hidroeléctricas.

Por último, el frontal destaca por carecer de calandra y por emplear unos faros con tecnología Matrix LED opcional. Según Volkswagen, con el sistema opcional de apertura y cierre sin llave “Keyless Advanced”, los faros Matrix LED se iluminan como si te estuvieran guiñando el ojo, haciendo que el ID.3 parezca casi humano.