Xavi, Valdés, Puyol, Iniesta y Messi forma una generación de supercampeones