Yadira da el cante en First Dates en busca de un domador salvaje

Esta participante de 30 años, soltera y con dos hijos sorprendió a Jorge con sus gustos sexuales 

La última cita que se realizó en First Dates sin duda, fue muy candente y todo gracias a Yadira, una joven que no dudó ni un solo segundo en hablar abiertamente de la sexualidad. A partir de ese momento, la mujer de 30 años habló sin tapujos frente a su cita y espectadores.

Su cita fue Jorge. Allí él ha dicho: “Soy una persona un poco compleja”, afirmó el madrileño al cruzar las puertas. “¿Eso es bueno o malo?”, le preguntó Lidia Torrent, a lo que él respondió: “es bueno, pero soy muy culo inquieto. Busco una mujer que sea loca, pero con los pies en la tierra”.

Irene First Dates
First Dates tuvo como gran protagonista a Yadira

Las palabras de Yadira en First Dates que dejaron sorprendido a su cita 

Es por eso que Yadira dejó impresionado al madrileño: “¡Qué ojos más bonitos! Son preciosos”, exclamó nada más verla. “Tiene los ojos tan claros y tan transparentes que me parece sorprendente que sean naturales”. Después de esto, el asesor financiero le ha preguntado si eran suyos y Yadira ha dicho que sí.

Sin embargo, en privado reconoció: “llevo lentillas, no los tengo oscuros, pero las llevo para potenciarlos un poquito más”. Durante la velada se fueron conociendo, pero hubo un comentario de Yadira que descolocó a Jorge: “Soy muy pasional, yo te quiero, pero si en la cama no me das la cantidad de sexo que yo exijo…”. 

Al final de la cita, ambos decidieron tener otra oportunidad para seguir conociéndose 

A lo que también explico: “soy una sumisa alfa, somos mujeres muy fuertes sentimentalmente, muy pasionales, pero en la cama necesitamos que nos domen”. El madrileño admitió que “me ha sorprendido, pero prefiero la reciprocidad: Me gusta dar caña y que me la den”. Pero allí no terminó todo para la pareja.

“Fuera soy muy dominante, pero en la cama necesito que me digan que me relaje, que baje los humos porque no mando yo”, afirmó la canaria, mientras que su cita no terminaba de creérselo. Al final, el madrileño quiso tener una segunda cita porque “me ha sorprendido para bien”. Ella, por su parte, también quiso volver a quedar.

Precio Justo Sobera