Es noticia:

Oblak comunica al Atlético novedades importantes de su futuro

El portero pone en fuertes aprietos a sus directivos tras una puesta decisiva un tanto extraña

Para muchos el que ha sido el mejor portero del planeta en los últimos 3 años hoy es duda en el Atlético de Madrid, y es que con el bajón natural del equipo, ha llegado la decadencia de Jan Oblak. De manera que su insistencia pasa por el lado del manifiesto de no continuidad aprovechando las ofertas existentes.

Un golpe sobre la mesa y contundente para los intereses del club, que sigue siendo uno de los aspirantes a todo al menos en el país. Sin embargo, y contando que tiene contrato hasta 2023, no ve claro ese hecho y su planteamiento pasa por analizar otras opciones y darle un respiro a su carrera.

Atlético Oblak
Jan Oblak además de ser insignia del Atlético, también lo es en la selección eslovena

El no continuar Oblak en el Atlético les limita en las medidas a futuro

Una de sus premisas para seguir vinculado al cuadro colchonero había sido siempre el que estuviesen metidos en zonas de compromiso en disputa de las grandes competencias. Y si eso no se cumple el jugador está motivado a dar un paso al costado. Si bien ganaban poco, estaban siempre en las etapas decisivas y ahora es todo un espejismo.

Su nivel cayó y ahora se ve muy débil bajo los palos. Otro hecho fundamental para él al creer que necesita repotenciar su carrera. Pero mucha atención que esto no lo es todo y si bien el Atlético está acelerando las fuerzas para mejorar su contrato su decisión es básicamente la de desvincularse en verano.

Dos opciones de Inglaterra y una de Italia le tienen listo al esloveno

Y fue decir no más que su idea era esa para que empezaran a caer las ofertas como tanto se ha especulado. Chelsea y uno más se ha parado en esa idea, y desde Italia la Juventus de Turín es el que muestra mayor fidelidad al respecto. El siguiente reto pasa por demostrar valor en factor económico, y seguir la idea al pie de la letra.

Su cláusula es de 120 millones de euros, pero ahora mismo ese precio está lejos de cualquier ideal. Se sabe que por menos de 60 podrían empezar a negociar y en ese aspecto hay poco más qué aportar. Está cada vez más lejana la posibilidad de verlo bajo los tres palos en el Metropolitano y ya todo mundo lo sabe.

Riquelme Dovbyk