Elche CF llama de urgencia a Bordalás para salvar al equipo

Almirón ha sido destituido tras solo cinco partidos al frente del equipo

El Elche CF atraviesa una situación dramática, pues tras 13 jornadas de Liga Santander son los únicos que no conocen la victoria. Esto los ha hundido en la clasificación, dejando muy lejos la salvación. Es por eso que han recurrido a Bordalás como salvador, aunque será muy complicado convencer al entrenador, pues prácticamente cogerá a un equipo condenado al descenso al final de temporada.

No obstante, el hecho de que el entrenador sea uno de los que más partidos ha dirigido al Elche CF en su historia es algo que juega a favor del club. Pero no solo eso sino que sabría que en el club ilicitano tendría el mando absoluto a nivel deportivo, tanto dentro como fuera de los terrenos de juego.

Javier Pastore
Ni Francisco ni Almirón han conseguido sumar tres puntos

El Elche CF espera el favor de Bordalás

Sabedores de que el entrenador está a la espera de un proyecto con mayores aspiraciones, en el Elche CF comienzan a buscar otras soluciones. Sin embargo, por el momento no hay respuesta por parte de Bordalás, que estaría pensando seriamente si hacerse cargo del equipo en esta situación.

El motivo por el que estaría pensándoselo sería por el proyecto que podría liderar en los próximos años, ya que podría liderar la reconstrucción del equipo. Asimismo, los 118 partidos en los que estuvo al frente del equipo entre 2009 y 2012 también juegan a favor del club ilicitano.

Bordalás, con carta de libertad para fichar en enero

Asimismo, en caso de que acepte la propuesta del club, Bordalás gozaría de gran poder en la toma de decisiones en el mercado de invierno. Algo que gusta al entrenador, que espera poder cambiar la dinámica de un grupo que suma 4 empates y 9 derrotas en lo que va de campeonato liguero.

Ahora solo nos queda esperar a las próximas noticias del club, que en su lista también contempla a otros entrenadores como Paco López, Fran Escribá, Robert Moreno o Javi Gracia. No obstante, al igual que ocurre con Bordalás, existe cierta reticencia de estos entrenadores por la situación deportiva del equipo, que prácticamente a mitad de temporada estaría condenado al descenso.

Pere Milla