Es noticia:

Ginny y Georgia suman nueva víctima tras acabar con vecino de Wellsbury

La madre de Austin acaba con otra vida después de simpatizar con Cynthia durante el tiempo en el que la estaba chantajeando

La nueva temporada de Ginny y Georgia ha acabado con una nueva víctima en la lista de personas con las que han acabado. A la misma vez que ocurre el chantaje con Cynthia, la mujer le cuenta el estado actual que vive debido a la enfermedad de su marido. Es este el punto clave para que Georgia decida por su propio pie acabar con la vida de él.

Recordemos que Ginny y Georgia ya contaban con un pasado perturbado antes de llegar a Wellsbury, así no es la primera víctima de la madre de la familia Miller. Ahora, se le acumulan los problemas a Georgia quien de nuevo tiene que luchar para que sus secretos no sean revelados ante el mundo. Un momento débil que se dificulta con la llegada del padre de Austin. 

Georgia suma nueva víctima

Gil llega de nuevo a la vida de Georgia para desvelar sus secretos más oscuros

Después de su salida de la cárcel, Gil decide visitar a su ex pareja para amenazarla en la serie de Netflix. El padre de Austin quiere recibir dinero de Georgia a cambio de no contar nada sobre su pasado. Una presión que se une a la que ya recibe por parte del investigador privado que llegó al final de la primera temporada y que la vigila de cerca durante la segunda. 

De esta forma conocemos un poco más sobre la actitud del padre de Austin, del cual ya nos habían avisado en los diferentes flashbacks de la agresividad que había sufrido Georgia. La situación alcanza su punto máximo cuando se abalanza contra Georgia y en un intento de socorro hacia su madre, Austin dispara a Gil en el brazo. A partir de aquí van a comenzar a preparar una nueva huida de Wellsbury.

Ginny no está dispuesta a abandonar Wellsbury con su madre

Georgia no está dispuesta a que sus hijos tengan que sufrir las consecuencias de sus actos, a la misma vez que no quiere ser descubierta. Así mismo, quiere huir lo más antes posible de ese lugar. Incluso teniendo en cuenta que aún sigue en pie su boda con el alcalde de la localidad. La situación se va a truncar después de ser descubierta por su hija Ginny.

Esta se opone a tener que marcharse de nuevo del sitio en el que ya se había establecido, donde ha conseguido amigos e incluso una persona más especial. Esto desemboca en una discusión familiar, donde Ginny le recrimina a su madre que siempre intenta huir de todos los problemas. Por ello, Georgia finalmente decide quedarse y seguir adelante con la boda.

José Luis Gil La que se avecina