Es noticia:

Smiley rompe moldes entre el colectivo LGTBIQ con la relación entre Álex y Bruno

Dirigida por David Martín Porras y Marta Pahissa, la serie parece prometer inicialmente mucho más de lo que acaba ofreciendo

La nueva serie española LGTBIQ de Netflix, Smiley es protagonizada por Carlos Cuevas y Miki Esparbé y adapta la obra homónima teatral de Guillem Clua, además cuenta la historia de Álex y Bruno. La ficción adapta la obra homónima teatral de Guillem Clua, y se estrenó este miércoles 7 de diciembre.

Álex sufre de desamor después de haber tenido una cita con un chico que le gustaba de verdad. Sin embargo, este parece haber desaparecido del panorama terrenal, y no contesta a ninguno de sus mensajes. Por ello, Álex decide llamarle para desahogarse y expresar todo lo que sentía por él.

Smiley es la serie que sorprende en Netflix con la historia de Bruno y Álex
Smiley es la serie que sorprende en Netflix

La serie de Smiley narra la historia de amor entre Álex y Bruno y los problemas que lleva reflejar su gran amor

Sin embargo, marca el número incorrecto y el mensaje acaba en el buzón de voz de Bruno, quien lo escucha y decide devolverle la llamada. Siendo este gesto el inicio de encuentros y desencuentros amorosos entre ambos personajes que tendrán que hacer frente a problemas personales para darse una oportunidad para estar juntos.

Es por eso que si hay algo que la serie trata de conseguir y sí parece que lo hace, es la ruptura de estereotipos que rodean a la comunidad LGTBIQ. Lo consigue principalmente con su trama protagonista, la de Álex y Bruno, mientras que las secundarias tratan de poner su granito de arena.

La ficción supone una ligera comedia romántica que no se ve actualmente entre otras ficciones

Con esto, su trabajo principal parece centrarse en la ruptura de cadenas dentro de la comunidad, alejándose de estereotipos para tratar de contar una historia de amor que represente la realidad, y que se aleje de prejuicios y de la toxicidad de las apps de citas que catalogan a sus usuarios con etiquetas.

Este es un objetivo más que conseguido por la serie, que respira naturalidad en sus historias que se van elaborando de manera orgánica. Y pese a ello, aunque la destrucción de clichés dentro de la comunidad es una tarea más que lograda, las relaciones de amor acaban cayendo en los estereotipos cotidianos de las historias románticas.

the last of us hbo