Es noticia:

Juego picante de First Dates saca de sus casillas a Rebecca

La comensal llegaba al restaurante del amor para buscar una cita que cumpliese sus requisitos: lo que pasó a continuación no dejará indiferente a nadie ¿triunfará el amor?

Rebecca es una de esas comensales que nada más entrar al restaurante de First Dates ya se sabe que van a pasar cosas. Una residente en Ibiza, loca de los retoques estéticos, que busca una cita intensa, divertida, abierta de mente. Guilherme, su acompañante, estuvo a la altura y cumplió con creces las exigencias.

El muchacho en cuestión, Guilherme, un armario empotrado que nada más apareció provocó la reacción de su cita. Rebecca explicó entonces su admiración al ver a su cita de First Dates. “Tiene pinta de ser un toro en la cama”, advirtió. Con esta carta de presentación, ¿qué podía salir mal?

first dates rebecca
Guilherme pone nerviosa a Rebecca a primera vista

Rebecca entra desbocada a First dates

Rebecca ya había dado muestras de lo que buscaba en First dates. Hablando un poco de todo, explicó algo que no podía soportar en los hombres. Directamente se puso a hablar de la parte más íntima del cuerpo masculino: el pene. “Si es alargado y parece un lápiz, no lo soporto”, avisó.

Es evidente que con esas exigencias, uno de los objetivos más importantes de la mujer era encontrar un hombre que diese mucha prioridad al aspecto sexual. Justo lo que era Guilherme, que nada más entrar al restaurante del amor dejó muy claro que para él el sexo es el 90 por ciento de una relación.

Los juegos picantes, un clásico del programa de citas

Con este panorama, el desenlace de la cita se veía venir. Rebecca había quedado muy impresionada a nivel físico y no veía el momento de acabar con la cena en First dates. El programa les sugirió entonces acabar en los reservados, con uno de los juegos que más gustan a los comensales.

Y es que, una vez en el reservado, tocó jugar a Las Bolas del Amor, lo que desencadenó en un profundo beso de tornillo. La decisión final, tras ver la pasión entre ambos, era de esperar. “Es alto, fuerte, moreno, rapado… claramente quiero una segunda cita”, se explicaba Rebecca en el veredicto final de First dates.

la sexta podemos