Es noticia:

Felipe González castiga el doble rasero del PSOE con la Amnistía

El expresidente español, Felipe González, critica duramente la posibilidad de una amnistía en el contexto actual de la política española

Felipe González, expresidente del Gobierno español, ha vuelto a poner sobre la mesa su rechazo frontal a la idea de la amnistía. Lo ha hecho con palabras firmes y una crítica directa a las estrategias políticas que, según él, cambian su rumbo después de contar los votos. En un tono serio y directo, González ha advertido que “no todo vale para gobernar”, lanzando un mensaje claro a la actual dirección del PSOE y a su sucesor en el cargo, Pedro Sánchez.

En un evento celebrado en Avilés, el veterano político ha compartido su visión sobre la situación política en España, centrándose especialmente en el desafío catalán y las posibles soluciones a este conflicto. Felipe González ha sido claro: la amnistía no es la solución.

Felipe González amnistía

El indulto y la amnistía: una distinción necesaria, según González

“El perdón es el indulto, la amnistía es borrar la responsabilidad”, ha explicado el expresidente, haciendo hincapié en la importancia de entender bien estos conceptos. Para González, conceder la amnistía significaría transferir la responsabilidad de los hechos del Procés al Estado Democrático, algo que considera inaceptable. “Los que hicieron lo correcto fueron los que vulneraron la Constitución”, ha añadido, dejando claro su posicionamiento respecto al conflicto catalán.

Desde Asturias, el exlíder socialista ha aprovechado para recordar las contradicciones que, a su juicio, se están produciendo en el seno del PSOE y más concretamente en las filas de Pedro Sánchez. González ha criticado que se haya podido cambiar de opinión respecto a la amnistía tras las elecciones, señalando que esto demuestra que “no todo vale para gobernar”.

Una guerra verbal desde Asturias

González, que se encuentra participando en unas jornadas de la Fundación Círculo de Montevideo, ha estado muy activo en los medios en los últimos días. No ha dudado en utilizar su tiempo ante los micrófonos para lanzar dardos envenenados a sus adversarios políticos, aprovechando también para ironizar sobre la situación del independentismo catalán.

Las palabras de Felipe González llegan en un momento de gran tensión política en España. La cuestión de la amnistía y la solución al conflicto catalán siguen siendo temas de máxima actualidad. Con su experiencia y su conocida capacidad de influencia, González se posiciona una vez más en el centro del debate político español. Su mensaje es claro: hay límites que no se deben cruzar, incluso en política.

BBVA