Es noticia:

Putin busca al autor intelectual de los atentados

Rusia reevaluará su política migratoria actual, afirma Vladímir Putin

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha hecho un llamamiento para adoptar un nuevo enfoque hacia la política migratoria del país tras un mortífero ataque en una sala de conciertos en las afueras de Moscú, que resultó en la muerte de al menos 144 personas y más de 551 heridos.

Este atentado, reivindicado por el Estado Islámico, ha desencadenado una serie de detenciones, mayormente de ciudadanos tayikos residentes en Rusia, lo que ha llevado a Putin a destacar la necesidad de una revisión profunda de las políticas migratorias, enfatizando la importancia de garantizar que los permisos de trabajo no se otorguen a individuos con antecedentes criminales graves.

Putin
En un encuentro con jefes de policía, Putin señaló que el ataque buscaba sembrar la discordia y la xenofobia en el país.

Desafíos y perspectivas de la nueva política migratoria de Rusia

Putin subrayó que es crucial que Rusia refine sus sistemas de migración para prevenir la entrada de individuos que no respeten las tradiciones, el idioma, la cultura y la historia rusas. Esto refleja una intención de endurecer los controles migratorios y enfocarse en la integración cultural de los migrantes. La capacidad de Rusia para ajustar su política migratoria enfrenta limitaciones significativas debido a la dependencia económica del país de la mano de obra migrante.

Millones de migrantes de las repúblicas soviéticas anteriores han llegado a las ciudades más grandes de Rusia, desempeñando roles clave en la economía y contribuyendo a una sociedad de consumo activa las 24 horas. Estos migrantes ocupan empleos en una variedad de sectores, desde servicios hasta industrias pesadas y agricultura.

La seguridad y la integración cultural como pilares fundamentales

Putin enfatizó la necesidad de equilibrar los intereses y la seguridad del estado y la sociedad, preservando la armonía interétnica e interreligiosa, así como la identidad cultural y lingüística de Rusia. Con una población de 147 millones en declive, y con un porcentaje significativo de musulmanes, el desafío es mantener la fuerza y cohesión de la diversidad rusa mientras se asegura que los migrantes contribuyan positivamente a la sociedad.

En respuesta al ataque, ha habido un aumento en la salida de tayikos de Rusia y reportes de redadas policiales contra migrantes no registrados, lo que indica un endurecimiento inmediato de las políticas de migración. Estos eventos subrayan la complejidad de gestionar las políticas migratorias en un país que se enfrenta a desafíos tanto demográficos como de seguridad.

Casa Real neuroma