El Betis detecta caso Dembélé en su propio vestuario

Un lío bastante gordo e incomodo se le ha presentado a Ángel Haro y Antonio Cordón

Una situación similar a la de Ousmane Dembélé y el FC Barcelona se ha presentado en la plantilla del Betis. Un jugador el cual Pellegrini considera importante tiene contrato hasta el 2023 y no quiere renovar, pero tampoco quiere aceptar ofertas para que el cuadro sevillano gane algún rédito.

Este futbolista es el portugués William Carvalho quien ha tomado una actitud poco amigable con un equipo que le abrió las puertas en 2018. El luso sabe que su entrenador cuenta con él y que tendrá varios minutos si decide quedarse en el club verdiblanco. Lo que no sabe es que esos minutos podrían peligrar de no aceptar la prolongación de contrato.

Betis Dembélé
William Carvalho tiene contrato con el Betis hasta el 2023 y está rechazando la oferta de renovación pero también ofertas de otros equipos.

Carvalho piensa hacer lo mismo que hizo Dembélé en el Barcelona y el Betis sigue intranquilo

Por lo visto el mediocampista no quiere firmar la renovación puesto que las condiciones en el nuevo contrato no le satisfacen para nada. Precisamente es la misma razón por la que ha rechazado las ofertas de los demás equipos, no quieren igualar el sueldo que está ganando en la actualidad.

Carvalho es el cuarto jugador con los emolumentos más altos por detrás de Martín Montoya, Marc Bartra, y Nabil Fekir. El plan del pivote es llegar hasta el mercado estival del 2023, marcharse del cuadro Bético y esperar a que Ángel Haro y Antonio Cordón lo busquen para firmar un nuevo contrato con el sueldo que está pidiendo o incluso más alto de lo acordado.

Las ofertas que han llegado al Betis y que Carvalho ha rechazado

La última propuesta que rechazó el mediocentro portugués vino procedente de la Serie A, y de un equipo que recién ascendió a la primera división por primera vez en su historia. Se trata del AC Monza, quien se comunicó directamente con Carvalho, pero este solo agradeció el interés ya que no le llena jugar en un equipo que no tiene recorrido en la máxima categoría.

Anteriormente hizo lo mismo con equipos de Turquía como Fenerbahçe y Galatasaray, ya que tampoco le seduce la idea de recalar en una liga que él considera exótica. El problema también radica en que ninguno de los clubes que lo han contactado, le han ofrecido un sueldo que lo satisfaga. Por otra parte, las directivas del Betis son optimistas y esperan que antes del 30 de agosto llegue la oferta definitiva que saque al jugador del Benito Villamarín o que acepte la oferta de renovación.

Barcelona Bernardo