Estefanía tachada de loca en First Dates por su relación con la luna llena

Una mujer entregada al aura y un hombre no tan culto

Ha llegado otro momento de ocurrencias e historias interesantes en First Dates, nuestra protagonista en esta ocasión es Estefanía. Una mujer de 30 años recepcionista de turismo en un crucero. La comensal tiene ciertas aficiones esotéricas y es amante de la luna y el mar. Pues dice que son las únicas que la calman en momentos agobiantes.

Sin embargo dice que en ocasiones el satélite natural le produce un sentimiento contrario. “Las energías influyen muchísimo y la luna llena me altera. A veces tengo que calmar a mi mente con tres meditaciones”, además añadió ” El mar me salva porque cada vez que me siento agobiada, salgo a la cubierta, lo veo, le lanzo mis problemas y me quedo bien”.

Estefanía First Dates
Antonio confundió a Bill Gates con un escritor, además dijo que lee libros de emprendimiento

La cita de Estefanía dice ser fanático de la lectura pero no conoce a Bill Gates, un desatino en First Dates

Antonio es el comensal que llegó al restaurante de Cuatro buscando lo que la mayoría quiere encontrar allí, el amor. “Soy mecánico de motos y comparto mi hobby con mi trabajo porque son lo mismo”, comentó en su presentación del programa. “Leo libros sobre emprendedores para mejorar mi negocio”.

Sin embargo cuando hablaban de un tema relacionado con Bill Gates, el chico no sabía quien era el magnate de la computación. “No sé quién es ese chico. No tengo ni idea de quien es Bill Gates, la verdad. Sé que es escritor de libros, pero no me he leído ninguno de él”. La cara de Estefanía lo dijo todo pero al igual ignoró ese pequeñito detalle para seguir con la cita.

Las personalidades de Estefanía y Antonio no conectaron en First Dates

La personalidad de la chica dado a sus creencias en la naturaleza y todo lo relacionada con el aura. Es vegetariana, “por las energías y porque, en otra vida, fuimos animales”. Además agregó “Hay unas hamburguesas vegetarianas que las descubrí hace poco y que son una imitación de la carne, saben a ternera. Son de una marca muy famosa”.

Mientras tanto Antonio aseguró que “no comparto tanta energía” haciendo una clara referencia a que no había encajado en la cita. Al final los dos comensales decidieron que no tomarían la segunda cita, al menos no como algo más que amigos. “por tu trabajo en el barco no podríamos coincidir mucho. Te he visto muy buena persona, pero como amiga”. Mientras que Estefanía dijo “he sentido lo mismo que él, cuando me necesite, estaré como amiga”.

Bosé Évole