Es noticia:

El Pedrerol más populista evita marrón con el Athletic

El presentador de El Chiringuito tiene que salir al paso para salvaguardar el honor del programa tras la última ida de olla de uno de sus tertulianos

El presentador de El Chiringuito, Josep Pedrerol, sabe como nadie recurrir al populismo cuando se trata de ensalzar a clubes como el Athletic. Lo único que le importa es que la audiencia crezca, de ahí que sus palabras, amables, no siempre vayan en la misma dirección. Pero tras un Athletic – Real Madrid había que relajar los ánimos.

Ya hemos explicado varias veces que los tertulianos de El Chiringuito tienen la misión de encender los debates. Pedrerol, al contrario, se encarga de suavizar, como en este caso con el Athletic. Tras una serie de lindezas formuladas por el incombustible Juanma Rodríguez, el presentador de El Chiringuito tuvo que salir a poner calma.

gurú económico Chiringuito
Juanma Rodríguez alude en El Chiringuito a un tema capital

Juanma Rodríguez caldea el ambiente

Juanma Rodríguez, en su línea, se separó de la lectura que hicieron todos los tertulianos. Una lectura en la que el Real Madrid había ganado por pegada, a pesar del dominio incontestable de un Athletic que se vació. Sin embargo, Juanma vio otro partido y así lo quiso expresar en el plató de El Chiringuito.

“¿Qué le ha pasado a San Mamés? Estos leones ahora son gatitos. Me ha parecido que ni hemos sufrido”, se jacta un Juanma Rodríguez que seguía su papel. Edu Velasco, defensor del Athletic, se enfadó muchísimo y exigió a Josep Pedrerol un poco de respeto desde la bancada de tertulianos madridistas.

Pedrerol sale en defensa del Athletic

“Respetamos a todos los clubes… al Athletic le admiramos”, comienza su discurso un Josep Pedrerol que se las apaña para ser siempre el bueno de la película. Que sus tertulianos faltan el respeto al Athletic, ahí va Pedrerol y se muestra casi como un athleticzale más.

Al final es lo de siempre. En los debates pantanosos, los que se embarran hasta el final son los tertulianos. Pedrerol siempre está del lado sencillo, el de la gente. El lado del que vienen las críticas hacia sus tertulianos. De esta forma, el jefe de El Chiringuito se asegura siempre quedar limpio.

gafe chiringuito