Giro demoledor en Servir y proteger con divorcio de Miralles

El capítulo 899 trajo consigo muchas sorpresas para todos los fanáticos

Servir y proteger ha hecho partícipes a todos sus fanáticos de un espectacular capítulo 899 donde fueron testigos del divorcio de Claudia Miralles con Antonio. Pero en el anterior episodio, vimos de manera directa el reencuentro entre la inspectora Claudia Miralles y el inspector Salgado. Ambos momentos fueron demasiado emocionantes para los seguidores.

Por si fuera poco, conocimos el próximo movimiento de Fernando Quintero, a través de Bruno, para conseguir más información de los negocios de Eva Velasco. Pero luego en el 899 vemos que Bruno se ha ganado a pulso la confianza de Beatriz, hermana de Velasco. Todo esto sucedió el pasado miércoles 17 de febrero. 

Miralles divorcio
Miralles ha tenido sentimientos encontrados

Las confesiones de Fernando Quintero tiene a los seguidores a la expectativa

Además, ella misma se sincera y le confiesa quién es Hariri. Más tarde, ante Fernando Quintero, el joven asegura lo siguiente: “Ahora tenemos un hilo del que tirar”. Por lo tanto, Bruno continúa ofreciendo mucha información sobre los movimientos que tienen lugar en la mensajería más famosa de Distrito Sur.

A pesar de los esfuerzos, el dueño del Moonlight exige muchísimos más datos e, incluso, una grabación. Gracias a esto, Quintero descubre algo crucial: La ruta que llevará la furgoneta en cuestión que llevará el cargamento de armas de Eva Velasco. Precisamente fue esto lo que los fanáticos no quisieron perderse.

Los planes de Claudia Miralles luego de pensar en su posible divorcio 

El operativo para detener a Lucas Infante ha sido un fracaso pero, después de todo, Alba ha hecho una confesión: El joven ha sido el que le ha enviado la flor por su aniversario. Después de todo, en la comisaría de Distrito Sur han querido ponerse manos a la obra para tratar de dar con el paradero del asesino de policías.

A pesar de todo, parece que ya es tarde. Y es que el médico ha tomado una decisión que marcará su vida para siempre. ¿En qué consiste? En comunicar a Claudia Miralles lo que piensa de su negativa a irse del Distrito Sur. Por ese mismo motivo, le pide el divorcio: “Debemos llamar a Olga y contarle que nos separamos”.

Servir y proteger