Los 2 sacrificados del Sevilla FC para atacar fichaje de Pablo Fornals

Lopetegui dispuesto a dar salida a dos piezas que no usa, para contratar a una que le puede servir bastante

El nivel que está demostrando el mediocampista ofensivo Pablo Fornals en el West Ham United, no ha pasado desapercibido para el entrenador del Sevilla. A dos meses para que se abra el mercado de invierno, Lopetegui quiere que la operación con el jugador castellonense se cierre cuanto antes. El míster teme que otros equipos se lancen con todo por sus servicios.

Para que el conjunto nervión pueda cerrar con éxito la operación, debe primero liberar al menos un lugar en la plantilla. Sin embargo, en este caso serán dos los sacrificados por diferentes razones. La primera es que necesitan hacer caja para financiar el fichaje, y debido a que el jugador es importante para el club inglés, pedirán más de su precio base. La segunda es porque son jugadores que ya no representa un rol importante para el Sevilla.

Pablo Fornals
Papu Gómez y Óliver Torres son los sacrificados para ejecutar el fichaje de Pablo Fornals.

Los dos sacrificados del Sevilla que ya no representan un rol importante para Lopetegui, y que le abrirán campo a Pablo Fornals

El primero de ellos es el extremeño Óliver Torres, mediocampista de buen pie, pero totalmente desparecido para Lopetegui. El jugador completa su tercera temporada en el cuadro hispalense desde que aterrizó procedente del Oporto. Su rol fue disminuyendo gradualmente, hasta ya ni siquiera aparecer en el banquillo.

El otro descarte del míster vasco es el argentino Papu Gómez. El atacante llegó al equipo sevillista en la temporada pasada y desde entonces ha marcado 4 goles. Aunque este jugador si tiene más minutos que Torres, lo cierto es que es una pieza que se puede cambiar en cualquier momento. Lopetegui ha decidido que este es el momento para decirle adiós.

Con la venta de los dos descartes más un adicional, el Sevilla cerrará el traspaso de Pablo Fornals

La dirección deportiva sevillista liderada por el siempre conocido Monchi, pretende cerrar las ventas del extremeño y el argentino en un total de 20 millones de euros. Cada jugador está tazado en 9 kilos cada uno, pero el gaditano tiene la convicción de pedir un millón más por cada descarte. El problema es que ahora mismo no existe una oferta real por ninguno de los dos.

Mientras tanto Pablo Fornals se taza en 20 kilos, pero es seguro que el conjunto londinense pedirá más de 25 millones de euros. El equipo hispalense aún espera finiquitar la venta de Koundé, para así financiar esta y otras operaciones más. De momento, Monchi acelera las negociaciones con el jugador y con el West Ham United.

Betis Guardado